Antibioticos y alcohol

Alcohol

Información sobre el alcohol y el alcoholismo

Cuando se trata el problema del consumo simultáneo de antibióticos y de alcohol, no debemos olvidar el hecho de que el alcance de este problema también abarca a miles de otros medicamentos recetados que no entran en la categoría de antibióticos. Las estadísticas sugieren el 70 por ciento de la población adulta en países como Estados Unidos consume alcohol de vez en cuando, mientras que alrededor del 10 por ciento de los adultos beben regularmente todos los días. Si ese 10 por ciento de personas no interrumpen el hábito de consumo diario de alcohol, entonces seguramente en algún momento consumirán simultáneamente antibióticos y alcohol, además de otros medicamentos recetados.

Imágen de antibioticos y alcohol

Sin embargo, entre todos los grupos demográficos, los ancianos son el segmento de la población que está bajo la mayor amenaza de los efectos nocivos del uso simultáneo de antibióticos y alcohol, especialmente aquellos por encima de la edad de 65 años, ya que sólo un tercio de toda la medicación que consumen es con receta. Dado que el mayor riesgo de consumo de antibióticos y alcohol es, junto a la prolongación o agravamiento de los efectos secundarios de la droga consumida, las personas mayores son más propensas a ser afectadas que cualquier otro segmento.

Los médicos tienen en cuenta tales riesgos e instruyen estrictamente a los pacientes para evitar el consumo de alcohol. El consumo de antibióticos y alcohol en realidad no es letal, pero por supuesto depende del tipo de interacción de los medicamentos que se consumen en un caso particular y además el riesgo y la intensidad aumentam según el grupo de edad. Por lo tanto, las personas mayores en particular deben tener cuidado de evitar el consumo de antibióticos y alcohol, ya que podría llegar a ser mortal en algunos casos.

Los antibióticos y el alcohol: Qué hacer

Si te gusta beber pero te han recetado antibióticos para tratar una condición médica en particular recientemente, seguro que te encuentras en el dilema de si debes tomarte los antibióticos y el alcohol juntos o no. Ciertamente hay algunos efectos potencialmente peligrosos e incluso puede estar en peligro tu vida si tomas antibióticos y alcohol al mismo tiempo. Sin embargo, hay algunos medicamentos que deberías tener cuidado estricto de no tomar mientras consumes alcohol. Hay sólo unos pocos medicamentos a tener en cuenta en este sentido con los cuales debería evitarse el consumo de alcohol.

Entre los antibióticos con los que debería evitarse totalmente la ingesta de alcohol están el Atabrine contra la malaria o la quinacrina, la furazolidona o el Furoxone, griseofulvina o Grisactin, el tinidazol y el metronidazol. El uso de alcohol con estos medicamentos podría causar varios efectos secundarios como dolor de cabeza, náuseas y vómitos, aceleración en los latidos del corazón, falta de aliento, palpitaciones y baja presión arterial.

Por supuesto, los efectos adversos del uso simultáneo de medicamentos con el alcohol no se limitan solamente a los antibióticos sino que también a varios otros fármacos. Debes evitar el uso de alcohol mientras estás tomando antidepresivos, anestésicos, anticoagulantes, antihistamínicos y medicamentos tomados por personas que sufren de enfermedades cardiovasculares. Hay algunos productos químicos que podrían reaccionar con el cuerpo de tal manera que podría dar lugar a complicaciones debidas al consumo simultáneo de alcohol con estos fármacos.

Es siempre recomendable consultar a tu médico para obtener una información clara sobre el uso y los riesgos de ingerir antibióticos y alcohol mezclados. Se debe evitar la experimentación con estos fármacos a toda costa.

Los antibióticos y el alcohol: La conexión

Hay una gran cantidad de antibióticos, de hecho existen varios grupos, y todos y cada uno de ellos tiene un mecanismo de acción diferente en el cuerpo humano. Pero hay un conocimiento popular de que el uso de alcohol podría afectar a la eficacia de los antibióticos.

La razón por la cual algunas personas están preocupadas acerca del consumo simultáneo de alcohol y algunos antibióticos, esto es debido a que podría haber una reacción adversa por como funcionan en nuestro organismo estos compuestos químicos. Médicos expertos sugieren que con la presencia simultánea de antibióticos y alcohol en el organismo, ambos compuestos químicos compiten a la hora de ser neutralizados por enzimas metabólicas particulares, lo que puede afectar a su funcionamiento. Las consecuencias de esto dependen del estado de salud de la persona, la necesidad de urgencia de los antibióticos y la susceptibilidad de la persona a sus efectos.

Lo cierto es que los riesgos no se limitan sólo a los antibióticos y el alcohol sino también a un gran número de otras drogas o medicamentos.

Artículos relacionados con Antibioticos y alcohol