Efectos del alcohol

Alcohol

Información sobre el alcohol y el alcoholismo

El alcohol es parte de la cultura y de la forma de vida de muchas personas. La gente bebe alcohol para relajarse, socializarse, con motivo de alguna celebración, además de por su sabor.

Imágen de efectos del alcohol

El reto para nuestra sociedad es llegar a un equilibrio entre el lugar que ocupa el alcohol en nuestra cultura y los riesgos para la salud asociados con beber en alcohol en exceso lo cual no es saludable si se realiza durante un largo período de tiempo.

Bebidas alcohólicas estándar

Una bebida alcohólica estándar contienen de media unos 10 gramos de alcohol puro. Los hoteles y los restaurantes suelen servir bebidas con alcohol en vasos o copas de tamaño estándar. El vino, sin embargo, se vende normalmente en cantidades de 140 ml o 200 ml. Las botellas que compramos para nuestro hogar no tienen un tamaño estándar. En las etiquetas de las botellas y latas de bebidas alcohólicas podemos ver la cantidad de bebida así como los grados de alcohol que tienen.

Efectos del consumo de alcohol

Cada persona responde de manera diferente al consumo de alcohol, por lo tanto, no es posible definir de forma genérica los efectos que puede tener el consumo de un cierto número de bebidas en una persona. La concentración de alcohol en sangre se puede utilizar como guía de cómo afecta una cantidad determinada de alcohol en el comportamiento.

Efectos a corto plazo

El alcohol empieza a afectar al cerebro durante los cinco minutos siguientes de haber sido consumido. Los picos de alcoholemia se muestran entre los 30 a 45 minutos después de haber consumido una bebida estándar. El consumo rápido de varias bebidas da como resultado una tasa de alcoholemia mayor porque el cuerpo sólo puede descomponer como máximo una bebida estándar por hora.

Los efectos del alcohol varían dependiendo de varios factores, entre los que se incluyen:

  • Tipo y cantidad de alcohol consumido.
  • La edad, el peso y el sexo de la persona que lo consume.
  • El estado físico de la persona.
  • Si hay alimentos en el estómago.
  • El momento de beber.
  • La situación en la que se bebe
  • El estado de salud mental
  • Otras condiciones de salud que empeoran por el consumo de alcohol.

Los riesgos de la intoxicación etílica

La intoxicación es la causa más común de los problemas relacionados con el alcohol, dando lugar a lesiones y muertes prematuras. Como resultado, dos tercios de los intoxicados acaban perdiendo la vida. El alcohol es responsable del:

  • 30% de los accidentes de tráfico.
  • 44% de las quemaduras.
  • 34% de las caídas y ahogamientos.
  • 16% de los casos de abuso infantil.
  • 12% de los suicidios.
  • 10% de los accidentes industriales.

Además de las muertes, hay otros efectos a corto plazo, como la enfermedad y la pérdida de la productividad en el trabajo (por ejemplo, las resacas, las infracciones de tráfico). Además, el alcohol contribuye a una conducta delictiva.

Efectos a largo plazo del consumo de alcohol

A largo plazo el consumo excesivo de alcohol está asociado con:

  • Daños en el corazón.
  • Alta presión arterial y riesgo de infarto.
  • Enfermedad del hígado.
  • Varios tipos de cáncer del sistema digestivo.
  • Otros trastornos del sistema digestivo (por ejemplo, las úlceras de estómago).
  • Impotencia sexual y disminución de la fertilidad.
  • Aumento del riesgo de cáncer de mama.
  • Dificultades para dormir.
  • Daños cerebrales y cambios de humor y personalidad.
  • Problemas de concentración y de memoria.
  • Condiciones relacionadas con la nutrición.
  • Riesgos para el feto.

Además de los problemas de salud, el alcohol también tiene un impacto en las relaciones sociales y personales, las finanzas, el trabajo que puede derivar en problemas legales.

La tolerancia al alcohol y su dependencia

Las personas pueden desarrollar tolerancia y dependencia a diferentes sustancias. La tolerancia significa que se sienten menos los efectos que antes sentían con la misma cantidad de alcohol. La dependencia significa que el alcohol se convierte en el centro de su vida y continúan bebiendo a pesar de ser conscientes de los daños causados por ese consumo. Los dependientes del alcohol se pasan gran parte del tiempo pensando en el alcohol, su obtención, consumición y recuperación de sus efectos. Estas personas tendrán dificultades en dejar de beber o en controlar la cantidad consumida.

Combatir el alcoholismo

La persona que tiene una dependencia física del alcohol experimenta síntomas de abstinencia cuando deja de beber o reduce sustancialmente su consumo. Los síntomas comienzan generalmente entre las 6 y las 24 horas después de la última copa. Los síntomas duran unos cinco días e incluyen:

  • Temblores.
  • Náuseas y vómitos.
  • Ansiedad y nerviosismo.
  • Depresión.
  • Sudoración.
  • Dolor de cabeza.
  • Dificultad para dormir (puede durar varias semanas).

La abstinencia del alcohol puede ser muy peligrosa. En las personas que beben más de ocho bebidas estándar por día se recomienda discutir la decisión de dejar de beber con un médico con la finalidad de establecer la necesidad de un tratamiento para prevenir complicaciones posteriores.

Artículos relacionados con Efectos del alcohol