Sintomas del alcoholismo

Alcohol

Información sobre el alcohol y el alcoholismo

Los síntomas del alcoholismo incluyen:

  • Ser incapaz de limitar la cantidad de alcohol que bebes.
  • Sentir una fuerte necesidad o compulsión de beber.
  • Desarrollo de la tolerancia al alcohol por lo que necesitas cada vez más alcohol para sentir sus efectos
  • Tener problemas legales, de relación con otras personas o financieros debido a la bebida.
  • Beber solo o en secreto.
  • Experimentar síntomas físicos de abstinencia, tales como náuseas, sudoración y temblor cuando no bebes.
  • No recordar conversaciones o compromisos. A veces nos referimos a este síntoma como "pérdida del conocimiento".
  • Llevar un ritual de bebidas para tomar en determinados momentos y sentir enfado cuando este ritual se altera.
  • Perder el interés en actividades y pasatiempos que solían darte placer.
  • Irritabilidad cuando se acerca el momento en el que tienes por costumbre beber, sobretodo si no tienes alcohol a tu disposición.
  • Guardar el alcohol en lugares poco habituales en tu hogar, trabajo o coche.
  • Beber compulsivamente de forma intencionada estando ya embriagado para sentirte bien o para sentirte "normal".
Imágen de sintomas del alcoholismo

Las personas que abusan del alcohol pueden sufrir muchos de estos síntomas al igual que las personas que son alcohólicos declarados. Sin embargo, si no eres un completo adicto, podrás no sentir compulsión por beber. Es posible que no tengas los síntomas físicos de abstinencia cuando no bebes. Sin embargo, el abuso del alcohol te puede causar problemas graves. Es posible que al igual que los alcohólicos, no seas capaz de dejar de beber sin ayuda.

Si alguna vez te has preguntado si tu forma de beber cruza la línea hacia el abuso o dependencia al alcohol, hazte las siguientes preguntas:

  • Si eres un hombre, ¿Alguna vez has tomado cinco o más copas en un día? Una bebida estándar equivale a 354,9 mililitros de cerveza, 147,9 mililitros de vino o 44,4 mililitros de bebidas alcohólicas de 80 grados.
  • Si eres una mujer, ¿alguna vez has tomado cuatro o más bebidas en un solo día?
  • ¿Necesitas beber cuando te levantas por la mañana?
  • ¿Te sientes culpable por beber?
  • ¿Crees que es necesario reducir la cantidad de alcohol que bebes?
  • ¿Te molesta cuando la gente comenta o critica tus hábitos de consumo de alcohol?

Si has contestado sí a alguna de estas preguntas, puedes tener un problema con el alcohol.

Cuándo consultar a un médico

Si sientes que no tienes control sobre tu consumo de alcohol, habla con tu médico. Consulta a tu médico, incluso aunque no creas que sufres alcoholismo pero estás preocupado de que es posible que bebas demasiado o que el alcohol puede estar causándote problemas en tu vida. Otras maneras de conseguir ayuda son hablar con un psicólogo o buscar ayuda en un grupo de apoyo como Alcohólicos Anónimos.

Debido a que la negación es una característica frecuente en las personas que tienen un problema por el abuso de alcohol y sufren alcoholismo, es normal que no veas la necesidad de realizar un tratamiento. Es posible que no reconozcas lo mucho que beben o cuántos problemas hay en tu vida relacionados con el consumo de alcohol. Escucha a tus familiares, amigos o compañeros de trabajo cuando te pidan que examines tus hábitos de consumo o que busques ayuda de un especialista.

Valoración: 3.8/5 (16 valoraciones)

Artículos relacionados con Sintomas del alcoholismo